martes, 7 de junio de 2011

Carta de Franco a la Yemáa (21 de septiembre de 1973), enviada a la ONU como justificación de la política descolonizadora del gobierno español.


"A la Asamblea General del Sahara:

el 6 de marzo del año en curso me dirigí a la anterior legislatura de esta Asamblea general respondiendo al escrito que la misma me elevó el 20 de febrero, escrito ratificado por la actual legislatura en su sesión constitutiva de 28 de julio último, comunicándole que había encargado a mi gobierno el estudio de las peticiones de dicho mensaje.

El gobierno, siguiendo mis instrucciones, ha estudiado las aspiraciones del pueblo saharaui, cuya representación legítima corresponde a esa Asamblea general y, en atención a las mismas y en cumplimiento de la misión de España de promoción del pueblo saharaui, ha elaborado la siguiente contestación aprobada en Consejo de Ministros y que ha merecido mi sanción:
1. El Estado español reitera que el pueblo saharaui, cuya convivencia secular con el pueblo español es desde sus inicios absolutamente voluntaria, es el único dueño de sus destinos y nadie tiene derecho a violentar su voluntad. El Estado español defenderá la libertad y la libre decisión del pueblo saharaui.
2. El Estado español garantiza la integridad territorial del Sahara.
3. El Estado español confirma su compromiso histórico de proseguir con el mayor impulso posible al desarrollo económico y social del territorio, reconociendo al pueblo saharaui la propiedad de sus recursos naturales y los beneficios de su explotación, así como la voluntad de promover la cultura, las formas de vida de la personalidad saharaui y el florecimiento de su religión.
4. El Estado español reitera y garantiza solemnemente que la población del Sahara determinará libremente su futuro. Esta autodeterminación tendrá lugar cuando lo solicite libremente la población de conformidad con lo expuesto por la Asamblea General en su escrito ya citado del 20 de febrero del corriente año.
5. Continuando el proceso de perfeccionamiento político del pueblo saharaui y como preparación de su futuro, se establecerá un régimen de progresiva participación del mismo en la gestión de sus propios asuntos. Dicho régimen entrará en vigor cuando se complete el proceso legislativo que se consigna a continuación.
6. El Estado español presenta a la Asamblea General las bases siguientes como principios en que ha de inspirarse la organización político-administrativa del Sahara:
f. El pueblo saharaui es propietario de sus riquezas y recursos naturales.
g. Durante el periodo de vigencia de este estatuto, los saharauis gozarán de todos los derechos inherentes a la nacionalidad española.
h. El Jefe del Estado español encarna la comunidad existente entre España y el Sahara. Será representado en el territorio por su gobernador general.
i. El Estado español garantizará la integridad territorial del Sahara, lo representará en el ámbito internacional y asegurará su defensa. Los asuntos internos serán competencia de los órganos propios del territorio.
j. A la Asamblea General del Sahara, como supremo órgano representativo del pueblo saharaui, le corresponderá elaborar las disposiciones de carácter general relativas a los asuntos internos del territorio, sin perjuicio de la sanción que corresponderá al gobernador general. Podrá igualmente proponer iniciativas y medidas que estime convenientes sobre dichos asuntos.
k. Se confirmará e intensificará la promoción de los usos y costumbres tradicionales, así como de la justicia coránica.
7. Si la Asamblea General se manifestara de acuerdo con estas bases, las mismas serán desarrolladas en forma articulada en el correspondiente estatuto, que será aprobado por la ley.
8. La aceptación por la Asamblea General del Sáhara de estas bases, no menoscaba el derecho de la población saharaui a la autodeterminación sobre su futuro, del que esta nueva etapa es preparación necesaria.
Puesta la confianza en Dios, el pueblo saharaui y la nación española se encaminan hacia su futuro de alianza fraternal de paz y prosperidad.

Francisco Franco”

8 comentarios:

teofermi dijo...

Hola, con tu permiso me llevo tambien este articulo para publicarlo
besos desde Almeria

DORAMAS dijo...

Por supuesto, difundelo.

Clona dijo...

Pos anda que se lució el tío Paco abandonando de mala manera al Sáhara a su destino cuando le apretaron un poquico desde Marruecos...España tiene una deuda histórica con el Sáhara que tarde o temprano debe saldar...

DORAMAS dijo...

Clona, has leído el artículo al revés. Franco les dio todas las facilidades a los saharauis y cuando estaba agonizando, el rey se lo entrego a marruecos.

Anónimo dijo...

BUENAS TARDES:

Es fácil juzgar cuando han pasado 35 años. En ese momento la situación en España no era tranquila, además Estados Unidos apoya la ocupación del Sahara por parte de Marruecos.Y creo que tanto Franco como el Rey intentaros pasarlo a las Naciones Unidas, pero el nulo peso internacional de España, algunas traiciones interiores hicieron que ahora quede una terrible cuestión pendiente. Que además es muy sencilla, se tiene que celebrar un referendum en condiciones de libertad, expulsar a los colonos marroquíes y acatar lo que decidan los saharauís.

un cordial saludo,

Antonio, Tenerife

DORAMAS dijo...

Anónimo, la realidad es que los saharauis, siguen en su particular vía crucis, debido a que en España, no hay ningún político o partido con poder, para arreglar el asunto.

Wissamito dijo...

Franco recibió ayudmarruecoscivil durante la guerra civil. Y su guardia era marroquí

Wissamito dijo...

Franco recibió ayudmarruecoscivil durante la guerra civil. Y su guardia era marroquí