miércoles, 10 de octubre de 2007

Declaración del gobierno español sobre el tema del Sahara (23-5-1975)

"El Gobierno recibió amplios informes de los ministros de la Presidencia del Gobierno, Asuntos Exteriores y Ejército, sobre la situación en el territorio del Sahara, examinadas en su conjunto y desde las distintas perspectivas específicas de tales Departamentos; fue informado, también, sobre la visita realizada por una comisión de las Naciones Unidas, que a su regreso a Madrid, fue recibida, en la tarde del miércoles 21, por el presidente del Gobierno.
A la vista de tales informes, y dentro de la línea de actuación tradicionalmente mantenida por España, el Gobierno desea reiterar ante la opinión pública lo siguiente:
1. España no pretende en modo alguno prolongar su permanencia en el Sahara, del que nunca pensó obtener provecho de orden político, y al que ha servido cumpliendo con el mejor modo posible todos sus deberes hacia dicho territorio y su población autóctona.
2. En esa línea de actuación, ha aceptado las resoluciones de las Naciones Unidas tendentes a aplicar al Sahara la política de autodeterminación, llegando incluso a señalarse un plazo para la celebración del correspondiente referéndum.
3. En tal situación y reservándose sus puntos de vista respecto a cualquier reivindicación territorial sobre el Sahara por parte de otros estados, España, en el mejor deseo d no dificultar cualquier intento de cooperación internacional, no se opuso a la petición aprobada por la ONU de solicitar un dictamen de carácter consultivo al Tribunal de La Haya, aún siendo consciente de que la evacuación de dicho dictamen representaría un retraso notable en sus propios planes, con la consecuencia de prolongar más allá de los previsto su presencia y responsabilidad en dicho territorio.
4. Entretanto, la situación en el Sahara se ha ido deteriorando progresivamente como consecuencia de las tensiones, confusión e incertidumbre que, con muy diversos orígenes y motivaciones, se han ido produciendo en las últimas semanas, aflorando en todo caso estados de opinión en el territorio que se muestran de un modo rotundo a favor de la independencia del mismo. Tal situación, que afecta a la población civil española, ha servido al propio tiempo para poner de relieve el alto espíritu de disciplina, la preparación y el patriotismo de nuestras Fuerzas Armadas allí estacionadas.
5. En consideración a todo lo anteriormente expuesto, el Gobierno confirma su deseo de cumplir con las resoluciones aprobadas por las Naciones Unidas y al propio tiempo declara su propósito de transferir la soberanía del territorio del Sahara en el más breve plazo que sea posible, en la forma y modo que mejor convenga a sus habitantes y a la satisfacción, en su caso, de cualquier legítima aspiración de países interesados en la zona, sin perjuicio de defender sus intereses en dicho territorio en ámbito y por los cauces del Derecho Internacional. A este efecto se están iniciando los trámites pertinentes ante las Cortes españolas.
Al propio tiempo hace constar que si por circunstancias ajenas a su voluntad, se demorase la posibilidad de realizar tal transferencia de soberanía en términos que comprometan gravemente la presencia española en el Sahara, se reserva su derecho, previa la oportuna advertencia a las Naciones Unidas, de precipitar las transmisión de poderes poniendo fin definitivamente a su presencia en dicho territorio"

No hay comentarios: