martes, 7 de junio de 2011

Carta de Franco a la Yemáa (21 de septiembre de 1973), enviada a la ONU como justificación de la política descolonizadora del gobierno español.


"A la Asamblea General del Sahara:

el 6 de marzo del año en curso me dirigí a la anterior legislatura de esta Asamblea general respondiendo al escrito que la misma me elevó el 20 de febrero, escrito ratificado por la actual legislatura en su sesión constitutiva de 28 de julio último, comunicándole que había encargado a mi gobierno el estudio de las peticiones de dicho mensaje.

El gobierno, siguiendo mis instrucciones, ha estudiado las aspiraciones del pueblo saharaui, cuya representación legítima corresponde a esa Asamblea general y, en atención a las mismas y en cumplimiento de la misión de España de promoción del pueblo saharaui, ha elaborado la siguiente contestación aprobada en Consejo de Ministros y que ha merecido mi sanción:
1. El Estado español reitera que el pueblo saharaui, cuya convivencia secular con el pueblo español es desde sus inicios absolutamente voluntaria, es el único dueño de sus destinos y nadie tiene derecho a violentar su voluntad. El Estado español defenderá la libertad y la libre decisión del pueblo saharaui.
2. El Estado español garantiza la integridad territorial del Sahara.
3. El Estado español confirma su compromiso histórico de proseguir con el mayor impulso posible al desarrollo económico y social del territorio, reconociendo al pueblo saharaui la propiedad de sus recursos naturales y los beneficios de su explotación, así como la voluntad de promover la cultura, las formas de vida de la personalidad saharaui y el florecimiento de su religión.
4. El Estado español reitera y garantiza solemnemente que la población del Sahara determinará libremente su futuro. Esta autodeterminación tendrá lugar cuando lo solicite libremente la población de conformidad con lo expuesto por la Asamblea General en su escrito ya citado del 20 de febrero del corriente año.
5. Continuando el proceso de perfeccionamiento político del pueblo saharaui y como preparación de su futuro, se establecerá un régimen de progresiva participación del mismo en la gestión de sus propios asuntos. Dicho régimen entrará en vigor cuando se complete el proceso legislativo que se consigna a continuación.
6. El Estado español presenta a la Asamblea General las bases siguientes como principios en que ha de inspirarse la organización político-administrativa del Sahara:
f. El pueblo saharaui es propietario de sus riquezas y recursos naturales.
g. Durante el periodo de vigencia de este estatuto, los saharauis gozarán de todos los derechos inherentes a la nacionalidad española.
h. El Jefe del Estado español encarna la comunidad existente entre España y el Sahara. Será representado en el territorio por su gobernador general.
i. El Estado español garantizará la integridad territorial del Sahara, lo representará en el ámbito internacional y asegurará su defensa. Los asuntos internos serán competencia de los órganos propios del territorio.
j. A la Asamblea General del Sahara, como supremo órgano representativo del pueblo saharaui, le corresponderá elaborar las disposiciones de carácter general relativas a los asuntos internos del territorio, sin perjuicio de la sanción que corresponderá al gobernador general. Podrá igualmente proponer iniciativas y medidas que estime convenientes sobre dichos asuntos.
k. Se confirmará e intensificará la promoción de los usos y costumbres tradicionales, así como de la justicia coránica.
7. Si la Asamblea General se manifestara de acuerdo con estas bases, las mismas serán desarrolladas en forma articulada en el correspondiente estatuto, que será aprobado por la ley.
8. La aceptación por la Asamblea General del Sáhara de estas bases, no menoscaba el derecho de la población saharaui a la autodeterminación sobre su futuro, del que esta nueva etapa es preparación necesaria.
Puesta la confianza en Dios, el pueblo saharaui y la nación española se encaminan hacia su futuro de alianza fraternal de paz y prosperidad.

Francisco Franco”

jueves, 25 de noviembre de 2010

El Parlamento Europeo condena los hechos violentos en El Aaiún

El Parlamento Europeo (PE) condenó hoy la violencia registrada en el desmantelamiento marroquí del campamento saharaui de Gdaim Izik, cerca de El Aaiún, y exigió una investigación internacional.

Los eurodiputados aprobaron en una votación a mano alzada la resolución que habían pactado previamente todos los grupos políticos.

En la resolución no se censura explícitamente la actuación de las autoridades marroquíes, pero sí se "deplora" la pérdida de vidas y se lamentan los ataques a la libertad de prensa, por lo que se exige a Rabat que permita el libre acceso al Sahara Occidental a periodistas, observadores y organizaciones humanitarias.

miércoles, 24 de noviembre de 2010

MARRUECOS MIENTE Y ZAPATERO TRAICIONA A LOS SAHARAUIS

ESTÁ MUY CLARO QUE LA DEUDA DE ZP Y LOS SOCIALISTAS, DEBE SER MUY IMPORTANTE, PARA QUE A SABIENDAS DE QUE LA VERDAD ES OTRA, CONTINÚEN ACEPTANDO LAS MENTIRAS DEL DICTADOR MARROQUÍ. AQUÍ LES EXPONGO QUE LAS MENTIRAS TIENEN LAS PATAS MUY CORTAS Y QUE LOS SOCIALISTAS DEBEN DE TENER YA, LOS ZAPATOS PEGADOS AL CULO.

El portavoz socialista, un tal Marcelino Iglesias, que es la voz de su amo, manifiesta que su partido y por ende el gobierno de España, acepta las explicaciones del dictador moro y en el colmo de los colmos, dice que la policía mora, no llevaba armas cuando atacó el campamento saharaui de Gedeim Izik (CAMPAMENTO-de la-DIGNIDAD). En este post demostraremos con imágenes que mienten como bellacos




Con el siguiente vídeo, se demuestra que la policía mora, entró con armas de fuego en el campamento y disparando a todo lo que se movía.


Bien, pues ahora no valen paños calientes, como ya se va diciendo, de que la escopeta repetidora que luce el policía moro de las imágenes, es una escopeta para disparar pelotas de goma, botes de humo y botes de gas lacrimogenos.

La escopeta que luce ese asesino, es una Franchi de cinco tiros y del calibre 12. Esta arma se utiliza generalmente para varias situaciones, una de ellas es el disparar balas de postas o balas con perdigones, que es el caso de la que vemos en las imágenes del segundo vídeo.
El modelo utilizado por el asesino es la primera, presentada sin bocacha, para disparar directamente

Estos son los cartuchos del calibre 12 que utiliza dicha arma

Esta escopeta, cuando se utiliza para lanzar las balas de goma, bombas de humo o granadas lacrimógenas, se le adapta una bocacha a la salida del cañón, donde se introduce lo que se vaya a lanzar. En las imágenes, podemos comprobar que esa escopeta no tiene la bocacha para estos menesteres, por lo que se estaba utilizando para disparar balas de posta, a la vista de la herida que observamos en las imágenes.
En la imagen podemos observar como se ve con la bocacha y la bolsa con todo el material anti-disturbios, que en el vídeo se observa que el presunto asesino, no lleva
Estas bolas hieren gravemente y según donde impacten, matan
Esta es la bala del calibre 12, que se presupone está utilizando el del vídeo, esta bala se denomina de "posta" y se suele utilizar para cazar jabalíes.



Perfil del arma con la bocacha y el material que puede disparar
Con esta explicación e imágenes, puede que a lo mejor sea muy técnica, para los que no tienen conocimiento del arma, ahí se demuestra también la mentira a tapar por el dictador moro, pero con ella podemos desmontar muy claramente, que la policía mora del dictador, entró disparando balas en el campamento, por lo que presumimos, que los heridos y muertos, probablemente sean muchos más de los que las autoridades moras, les quieren hacer ver a la Comunidad Internacional y a todo el mundo. Claramente esto es un genocidio y ya puede el Tribunal de la Haya, empezar a abrir diligencias al dictador moro, un tal Mohamed-el-visionario, como responsable directo de la orden de asalto y ataque.

¿A quiénes quieren engañar el gobierno de ZP entregado a la causa mora?, a nosotros los españoles ¡NO!, mientras haya gente de bien que puedan ver y destapar sus mentiras y las del dictador moro criminal. ya va siendo hora de pararles los pies al dictador moro y al gobierno de España, ¡¡basta ya!! de vivir de rodillas ante el MORO-DICTADOR y besarle la mano "criminal".

¡¡¡MARRUECOS-CULPABLE-EL-GOBIERNO DE-ESPAÑA-RESPONSABLE!!!

miércoles, 17 de noviembre de 2010

El Gobierno español vende armamento bélico a Marruecos por 340 millones de euros y esto es los que sale a la luz.

Marruecos está rearmando a sus Fuerzas Armadas en plena ofensiva sobre el Sáhara occidental, la antigua colonia española, que el reino alauita se apropió en 1975 tras la Marcha Verde y cuya soberanía está cuestionada por la ONU. Un rearme que, en parte, se está realizando con material de defensa exportado desde España.

Los últimos datos oficiales del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio reflejan que el Gobierno que encabeza el rey Mohamed VI ha comprado en los últimos tres años material de defensa a nuestro país por un importe de más de 340 millones de euros.

El material adquirido es muy diverso, desde repuestos para cañones antiaéreos hasta partes, piezas y repuesto para aviones Falcon, pasando por cartuchos de escopeta y material antiaéreo, además de vehículos y camiones todoterreno no blindados, partida que representa más del 50 por ciento de todo el material de defensa exportado al reino alauita.

Los datos estadísticos oficiales muestran también que más del 97 por ciento del material vendido por España ha ido a parar a las Fuerzas Armadas de Marruecos y tan sólo el 2,93 por ciento a entidades privadas.

El contrato de los vehículos
Aunque Marruecos no figura entre los diez primeros destinos del material de defensa español, en los últimos tres años se ha producido un fuerte crecimiento de las ventas a este país, que se explica por la firma de un sustancioso contrato de exportación de vehículos para las fuerza armadas del país magrebí en febrero del año 2007.

En esa fecha, el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero autorizó una licencia de exportación de 2.429 vehículos, por un importe total de 174 millones de euros, destinados al Ministerio de Defensa marroquí, y que incluía la venta de vehículos de transporte, ambulancias, camiones cisterna, camiones grúa, camiones semirremolque y camiones contraincendios, con piezas de repuesto. Vehículos todos ellos que los técnicos consultados por elEconomista admiten que "no son blindados ni están armados, pero si tienen especificaciones militares".

La solicitud de esta operación vino acompañada de un certificado de uso final a favor de las fuerzas armadas marroquíes con cláusula de no reexportación.

Aunque el Ministerio de Industria no hará públicos hasta finales de este año los datos sobre exportaciones de material de defensa y doble uso en el primer semestre de 2010, el informe correspondiente al ejercicio de 2009 cifra las exportaciones autorizadas a Marruecos durante el último año en 50.550.875 euros, de las que se han materializado ventas por valor de 31.118.343 euros, que suponen el 2,3 por ciento de todo el material de defensa exportado por España.

Un país autorizado
La diferencia entre las operaciones autorizadas y la exportación real obedece a que las licencias de exportación tienen un perído de vigencia de seis meses, renovables, por lo que muchas de las autorizaciones aprobadas en una anualidad no se materializan efectivamente hasta el ejercicio posterior.

El organismo encargado de autorizar las licencias de exportación de armas en España es la Junta Interministerial Reguladora del Comercio Exterior de Material de Defensa y Doble Uso (JIMDDU), adscrita funcionalmente al Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, pero en la que se integran también representantes de los Ministerios de Exteriores y de Interior.

En el caso concreto de Marruecos, fuentes de la JIMDDU recuerdan que las exportaciones de material de defensa al país magrebí están autorizadas por todos los organismos internacionales y "no tienen ningún embargo ".

Explican, además, que la Junta Interministerial lleva a cabo "un análisis, caso por caso, de las operaciones con destino a este país; se exigen estrictos documentos de control de uso final y se examina, al mismo tiempo, el cumplimiento de los criterios contenidos en la Posición Común, por la que se definen las normas comunes que rigen el controla de las exportaciones de tecnología y equipos militares".

Fuente: http://ecodiario.eleconomista.es/espana/noticias/2596165/11/10/-Espana-vende-armamento-belico-a-Marruecos-por-340-millones-de-euros.html

viernes, 29 de octubre de 2010

CAMPAMENTO DE "PROTESTA" - 28 octubre 2010

El cerco establecido por las brigadas del ejército marroquí, Fuerzas Auxiliares,  y Gendarmería de Guerra, que continúa implantado en el campamento de "protesta" saharaui, se mantiene en situación de "alerta máxima", mientras que los responsables de la organización del Campamento se esmeran en la elaboración del censo de los habitantes para la mejora de la administración.
Desde primeras horas de la tarde de hoy, ya no queda una gota de agua. A pesar de que se toman todas las medidas posibles para mantener la higiene y evitar infecciones graves,  el muro levantado por Marruecos alrededor del Campamento, prohibe quemar la basura  fuera de él. 
Marruecos pretende asfixiar al Campamento y doblegar la voluntad de sus habitantes para acabar con una situación que le está provocando una presión internacional. La determinación de los saharauis que reclaman sus derechos legítimos, supone para el gobierno marroquí una situación a la que no sabe responder por falta de argumentos válidos. Su objetivo es "quitarse de en medio" este campamento como sea.
Los controles de la policía y la gendarmería a la salida de El Aaiun, han prohibido hoy la entrada de los medios de prensa española que deseaban acercarse al Campamento para realizar su labor informativa, como tampoco ha permitido la entrada de varios defensores saharauis de Derechos Humanos. 
En el día de hoy, el ministro de interior marroquí ha realizado una visita relámpago a la ciudad de El Aaiun en la que se ha reunido con sus gobernadores para volar de inmediato a Rabat. Mientras que ayer, representantes del Comité negociador del Campamento de "protesta" saharaui, mantuvieron una reunión con los walis en la que les manifestaron su rechazo a cualquier acuerdo, sobre todo después de la muerte del niño Elgarhi Nayem acribillado por el ejército, y mientras prosiga la actual situación de bloqueo y despliegue militar en el Campamento que está llevando a la población a una situación de catástrofe humanitaria. 
Los tres saharauis heridos que fueron secuestrados del hospital militar por la gendarmería de guerra marroquí, ALAOUI SALEK, ELGARHI ZUBEIR (hermano del fallecido) HEMDAITI ABAY AHMED HAMMADI, están siendo sometidos a torturas y continuos interrogatorios en el cuartel de la Gendarmería en la ciudad de El Aaiun. La intención es que firmen una declaración incriminatoria que les permita acusarlos de algún delito falso. 
Los otros dos heridos continúan en el hospital militar. 
INFORMA: OFICINA DEL MINISTERIO DE TERRITORIOS OCUPADOS

sábado, 3 de julio de 2010

Los canarios también han sido víctimas del terrorismo marroquí


El Frente Polisario puede aceptar que haya habido algunas muertes de canarios o de saharauis probablemente por algún tipo de incidente con el Polisario pero nunca como un acto terrorista con bombas o por el abordaje de un pesquero y el asesinato de su tripulación, como ocurrió con el Cruz del Mar. El Polisario sí ha tratado de defender su territorio, sobre todo de aquellos que ninguneando al pueblo saharaui y creyendo que Marruecos tiene el control absoluto sobre el Sahara Occidental, se abalanzaron sobre sus riquezas y se olvidaron del Derecho Internacional y mandaron a los pescadores canarios a un campo de batalla, olvidando que el pueblo saharaui estaba resistiendo y sufriendo el terrorismo de Estado del Gobierno marroquí. El Polisario sigue luchando para que sus recursos naturales no sean esquilmados y eso está fuera de toda duda. Pero lo que sí debemos dejar muy claro es que el Polisario nunca ha ejercido la actividad terrorista y eso lo sabe muy bien el pueblo canario.

Los canarios y españoles presentes en el Sahara sufrieron el terrorismo de Estado de Marruecos igual que los saharauis. De lo que sí estamos seguros es de que los servicios secretos españoles de aquella época conocían perfectamente quién sembró de terror y desolación a todo el territorio del Sahara y se acuerdan del llamado Frente de Liberación y Unidad, movimiento creado por Marruecos con el único objetivo de desprestigiar y empañar la imagen del Frente Polisario. Este grupo ponía bombas y banderas del Frente Polisario junto al lugar de los atentados, lo hicieron en El Aaiún, en las minas de Fos Bucraa y en otros lugares donde murieron saharauis y soldados españoles. El Polisario no tenía bombas ni intención de ponerlas ni entonces ni nunca. Nosotros respetamos a los familiares de las víctimas de los atentados que hubieron en aquellos años pero les tenemos que decir que también nosotros sufrimos los actos terroristas y que jamás hemos utilizado esta vía para alcanzar nuestros objetivos, mientras que Marruecos sí organizó grupos para poner bombas y ametrallar pescadores indefensos echándole la culpa después al Frente Polisario.

Marruecos intentó por todos los medios a su alcance, no sólo propios sino a través de presiones internacionales, para incluir al Polisario en la lista de organizaciones terroristas y nunca ha podido. Hoy por hoy no hay nadie, ni países, ni instituciones, ni organizaciones internacionales que hayan relacionado jamás al Frente Polisario con un acto terrorista en 35 años de lucha, excepto la propaganda hostil del régimen marroquí.

Nosotros no tenemos ningún inconveniente, pero sí tienen que saber quién es el terrorista, quién es su enemigo porque se han equivocado de enemigo. Estas personas son víctimas del terrorismo de Estado marroquí, igual que nosotros. Ahora bien, si quieren endosar al Polisario estos hechos mienten a la Historia y harán un flaco favor a la verdad porque estarán denigrando a todo un pueblo que nunca ha utilizado el terrorismo para lograr la liberación de su tierra.


El Frente Polisario jamás ha utilizado el terrorismo para lograr sus objetivos, cosa que sí ha hecho Marruecos. Si pretenden endosar al Polisario lo ocurrido en aquellos años le harán un flaco favor a la verdad

miércoles, 23 de junio de 2010

Chantaje marroquí y complicidad española

Fusión simbólica de las banderas española y marroquí
Fusión simbólica de las banderas española y marroquí

El plácet del Consejo de Ministros al nuevo embajador marroquí en España muestra la falta de coherencia y la debilidad española en sus relaciones con Rabat, pero también es una clara ilustración de la connivencia entre Moratinos y el gobierno de Marruecos en la cuestión del Sahara.

Echando leña al fuego: el nuevo embajador de Marruecos en Madrid

En abril de 2010 el gobierno de Marruecos anunció el nombramiento de su nuevo embajador en España, el tránsfuga saharaui Ahmed Ould Souilem que sustituye a Omar Aziman. Este último dejó Madrid en enero, unas semanas después de la crisis bilateral motivada por la expulsión de Aminatou Haidar, para asumir la presidencia de la Comisión consultiva para la regionalización avanzada, una instancia que debe proponer un proyecto de descentralización administrativa que además asuma de alguna forma el reconocimiento de la diversidad identitaria del país. A nadie se le escapa que esta nueva fase del debate sobre la organización y la propia definición del país viene espoleada en gran medida por la cuestión del Sahara Occidental.

Ahmed Ould Souilem (Dakhla, 1951), hijo de Abdalá Ould Souilem antiguo alcalde de Villa Cisneros y procurador en las cortes franquistas, se unió al Frente Polisario en 1975 y a lo largo de más de tres décadas desempeñó altas responsabilidades en la RASD, siendo embajador en varios países de América Latina, África y Asia, encargado de las relaciones con las comunidades saharauis en Mauritania y en los últimos años encargado de relaciones con los países árabes, con rango de consejero de la presidencia (1). En julio 2009 abandonó la RASD, se pasó al bando marroquí y de inmediato se prestó al juego propagandístico dando entrevistas en la prensa y participando en programas de televisión en los que hizo méritos repitiendo a diestra y siniestra el más plano discurso oficialista de Rabat (2).

Algunos comentaristas han señalado que la deserción de Ould Souilem se produjo por desavenencias con la dirección del Frente Polisario en el último congreso (3). El transfuguismo puede responder a un cambio ideológico como al cansancio y la cesión ante los cantos de sirena de Rabat. Ould Suilem, hijo de la nomenclatura saharaui del periodo colonial y viéndose como una personalidad destacada de la tribu Ulad Delim mayoritaria del área de Dakhla y la región de Ued ed-Dahab (Río de Oro), renunció al compromiso con su pueblo y se dejó tentar por las promesas de honores y buena vida de Marruecos.

La designación de Ould Souilem como embajador en Madrid ha sorprendido a los analistas y ha creado malestar entre muchos responsables políticos y diplomáticos españoles. Varias notas críticas con esta provocación de Rabat circularon en el Ministerio de Asuntos Exteriores. Así se le hizo saber informalmente por distintas vías al gobierno marroquí, pero ante la insistencia de Rabat ha sido el ministro Moratinos quién más empeño ha puesto para dar el preceptivo plácet. Nadie encuentra argumentos convincentes para explicar tal decisión del ministro o mejor dicho tal genuflexión ante la decisión de Mohamed VI. El malestar está extendido incluso entre los amigos del establishment marroquí y entre las figuras más destacadas del lobby pro-marroquí español, pues la designación de Ould Suilem es una catástrofe incluso para ellos. En un país que, como España, tiene una sociedad civil muy sensible con la cuestión saharaui, designar a esta persona es echar leña al fuego. La confrontación será inevitablemente social con la representación diplomática marroquí y se hará más difícil lavar la cara de Marruecos en estas circunstancias.

La provocación de Rabat no se queda aquí, el plácet fue dado hace dos meses pero el nuevo embajador todavía no se ha incorporado. Ould Souilem ha participado en una gira en Estados Unidos organizada por el lobby pro-marroquí, para intentar influir en el Congreso y en Naciones Unidas.

Ould Souilem no puede ser un embajador marroquí, es una simple pieza de la guerra de propaganda en una de las principales embajadas de Marruecos en Europa. Los responsables políticos y la diplomacia marroquí no pueden confiar en él. No conoce Marruecos, ni su sistema político. No puede tener ninguna iniciativa y sólo hará de portavoz del ministro de exteriores y del rey. Tampoco servirá a los marroquíes en España, comunidad que no le ve como suyo. Tampoco puede contribuir a mejorar las relaciones hispano-marroquíes, y sólo va a contribuir a tensarlas aún más. El trabajo realizado por Omar Azziman, un embajador inteligente, culto, buen conocedor de la realidad española y con un largo recorrido en materia de defensa de los derechos humanos en Marruecos, se dilapida alegremente “saharauizando” la totalidad de las relaciones hispano-marroquíes.

El trasfondo de la jugada

Los sucesivos gobiernos españoles han hecho plenamente suyo el discurso marroquí de los riesgos que conlleva una desestabilización de la monarquía alauí: migraciones, narcotráfico, injerencia política... y han estado cegados por el supuesto potencial de las relaciones económicas con su vecino del sur. Con ello Marruecos ha conseguido hacerse socio imprescindible de la Unión Europea y blindarse.

Desde hace dos décadas Marruecos vende una supuesta reforma política y una transición política. Pero los avances son limitados y los retrocesos numerosos en materia de desarrollo, de derechos fundamentales, etc. Y a pesar de ello la UE y los aliados premian a Marruecos con relaciones privilegiadas (estatuto avanzado) y sobretodo con inmunidad en lo que respecta a la cuestión del Sahara.

Pero a pesar de todo ello, con España las relaciones no son fluidas. Las tensiones y desconfianza son permanentes. Rabat chantajea y Madrid, consciente de la naturaleza autoritaria y despótica de su aliado, intenta gestionar la situación para no perder las ventajas que supone.

En sus relaciones con Marruecos, los diferentes gobiernos españoles siempre han asumido una contención (renuncia a cualquier exigencia) que les coloca en una posición de debilidad. Es asombroso constatar cómo se deja hacer, sin poner límites y sin apenas respuesta. La lista es larga: Rabat pretende a toda costa controlar o influir en las mezquitas, pretende intervenir en las organizaciones de inmigrantes (evitando una plena integración y desincentivando la posibilidad de la naturalización española), utiliza las clases de lengua árabe en las escuelas públicas para los hijos e hijas de inmigrantes marroquíes para predicar “espíritu nacional marroquí (4)”, etc. Y a pesar de ello se suma un importante compromiso económico (Marruecos es el primer receptor árabe de cooperación al desarrollo) y una política de gestos para agradar al monarca marroquí y a su corte.

De cara a España, la designación de Ould Souilem es una respuesta al desenlace del caso Aminatour Haidar. Con la expulsión de la activista saharaui Marruecos puso en una situación incómoda y muy delicada al gobierno español. El asunto se resolvió mediante una negociación con Estados Unidos y Francia, cuyos términos no han sido revelados, pero que obviamente tuvieron un coste político para Madrid y sobretodo para Rabat: las autoridades se desdijeron y aceptaron el retorno de A. Haidar conscientes de que supondría un fortalecimiento de la contestación saharaui de las zonas ocupadas. Inmediatamente se ha intensificado el debate en Marruecos sobre la propuesta de autonomía del Sahara Occidental en el marco del proceso de “regionalización avanzada” para todo Marruecos.

Ahora, la designación de un embajador propagandista, que no político, es la réplica marroquí al sapo que tuvieron que tragarse en diciembre 2009 y una muestra más del toma y daca con Madrid.

Por otro lado, el envío de este embajador se inserta en el estado actual del dossier saharaui. En los últimos años, Marruecos se ha empeñado en enterrar definitivamente cualquier posibilidad de resolución del conflicto en el Sahara con los parámetros fijados en el Plan de arreglo acordado por las partes bajo los auspicios de Naciones Unidas y que conllevaba una consulta del pueblo saharaui sobre su futuro, acorde con el derecho de autodeterminación tal como reconoce el derecho internacional. Desde entonces, su empeño ha sido imponer el reconocimiento internacional de la marroquinidad del Sahara, cuestión que no ha logrado (5). Su estrategia ha sido intentar conseguir que EEUU, Francia y España (6) le ayuden a imponer su proyecto de autonomía dentro de Marruecos. En los últimos años esta vía recibió el apoyo de administración Bush, de Francia, de España y hasta del ex enviado personal del SG de NNUU Peter Van Walsum.

El Frente Polisario logró neutralizar esta propuesta, hasta que el nombramiento del nuevo enviado Christopher Ross y la llegada de Obama al Capitolio han introducido algunos cambios en la correlación de fuerzas. La situación de los derechos humanos en las zonas ocupadas, la intransigencia marroquí en las últimas rondas de negociaciones en Manhasset y Armonk a la hora de desarrollar posibles opciones alternativas, un nuevo enfoque geopolítico estadounidense sobre el continente africano prestando más atención a Argelia, Sudáfrica y Nigeria, el mal recibimiento de Ross en su último viaje a Marruecos.. han sido distintos elementos que han hecho mella en Estados Unidos. Sin que suponga un giro radical, Washington está tomando cierta distancia de Rabat y ha hecho algunos gestos significativos (7).

En este contexto Paris y Madrid se han convertido en los últimos valedores de la estrategia de Rabat, mientras se alzan voces cada vez más críticas con esta posición en Europa del Norte. Recientemente el gobierno francés ha impedido ampliar el mandato de la MINURSO en materia de vigilancia de los derechos humanos en las zonas ocupadas. La aceptación de un propagandista como embajador supone la fase más alta y descarada de este apoyo por parte de Moratinos, haciendo oídos sordos a su entorno y dejando que el resto de las cuestiones bilaterales se vean corrompidas por este apoyo ciego. Para los saharauis, con este paso que ilustra la falta de independencia a la hora de tomar decisiones y la aceptación del chantaje de Rabat, Moratinos se alinea definitivamente con el ocupante marroquí y autoexcluye a Madrid de cualquier iniciativa multilateral a favor de la resolución política del conflicto.

Tras los discursos de la amistad hispano-marroquí, en realidad los gobiernos españoles, tanto de la derecha como del PSOE, sólo han estado interesados en hacer negocios con su vecino meridional y en tener un socio efectivo al hacer de policía en materia de migraciones, narcotráfico y control de posibles riesgos de seguridad, aún a costa de apuntalar una autocracia que intenta vender unos pocos avances cosméticos mientras se perpetúan las violaciones de derechos humanos y el pueblo sigue teniendo los indicadores sociales y económicos más bajos del Magreb. Ningún gobierno español ha estado realmente empeñado en contribuir a una real democratización de Marruecos; todos han preferido un régimen autoritario estable que cualquier cambio político de resultados inciertos. Sin embargo, es obvio que la resolución de la cuestión saharaui y un futuro de paz y convivencia en la región son indisociables de la democratización de Marruecos. Y a esta no contribuye el actual gobierno español.

NOTAS
1. Faltando a la verdad y con el objeto de enfatizar sus méritos pasados y por lo tanto el valor de tal desertor, Rabat ha presentado a Ould Suilem como uno de los fundadores del Frente Polisario y como el número dos de la diplomacia de la RASD.
2. Véase por ejemplo Intereconomía, 11 de diciembre 2009, durante el caso Aminatou Haidar
3. Según Ignacio Cembrero (El País, 12 de abril 2010) “(…) Sus desavenencias con Abdelaziz se remontan al décimo congreso del Polisario, en 1999, pero, tras una etapa de apaciguamiento (2003-2008), se reactivaron hace dos años. El secretario general saharaui pidió entonces a tres dignatarios que convencieran a Souilem de la necesidad de superar las divergencias, pero la gestión fracasó y éste optó por pasarse a Marruecos”.
4. Los mapas de Marruecos que traen y utilizan los profesores marroquíes en esas clases incluyen al Sahara Occidental como parte integrante del territorio marroquí. Es decir que en las escuelas públicas españolas se utilizan mapas que legitiman una ocupación ilegal, en contraposición a la postura oficial de Naciones Unidas y España.
5. Ningún país reconoce la soberanía marroquí sobre el Sahara Occidental y éste sigue en la lista de territorios no autónomos de Naciones Unidas.
6 España fue el primer país en apoyar la opción de la autonomía, rompiendo con su supuesta “neutralidad constructiva” en la cuestión del Sahara Occidental.
7. Por primera vez, a principios de 2010, una delegación del Frente Polisario fue recibida por el Departamento de Estado norteamericano.